Subscribe to Secularism is a Womens Issue

Secularism is a Women’s Issue

Portada del sitio > fundamentalism / shrinking secular space > Honor a las disidentes

Honor a las disidentes

Domingo 14 de octubre de 2012, por siawi3

Martes 10 de octubre de 2012,

Marieme Helie Lucas

En las últimas semanas, en varios países, grupos de ciudadan@s han adoptado una posición abiertamente en contra de los fundamentalistas musulmanes, incluyendo a sus grupos armados.

En Malí, en diversas ocasiones, los ciudadanos intentaron detener las amputaciones, lapidaciones y flagelaciones públicas; las mujeres de Malí también atacaron a AQMI (Al-Qaeda en el Magreb Islámico) en un intento de oponerse a la imposición de un llamado «código de vestir islámico» que es totalmente ajeno a su cultura (pero ¿han oído a alguien en Europa manifestarse en defensa de su derecho a preservar su cultura, su manera tradicional de vestir que NO es el recién importado «velo islámico» de estilo saudí?). En respuesta, los grupos fundamentalistas armados las dispararon con metralletas.

En la India, en la ciudad de Ahmadabad, dos ciudadanos se mantuvieron firmes frente a las multitudes que se manifestaban contra el video anti-musulmán: La Inocencia de los Musulmanes. Portaban carteles que decían: «Â¡Simplemente no lo vea!». Fueron gravemente heridos.

En Irán, una mujer pegó a un clérigo que hizo comentarios sobre su vestimenta supuestamente anti-islámico. Ella le dijo que mirara hacia otro lado, y cuando él insistió, ella le dio una paliza. Podemos estar seguros de que va a pagar un precio terrible por ello.

En Libia, en el lugar del ataque en Bengasi, los manifestantes portaban carteles pidiendo disculpas por el asesinato del embajador de EE.UU. y expresando de diferentes formas un «no en nuestro nombre», postura que les distanciaba de los asesinos. También fueron ciudadanos los que iniciaron la expulsión de las milicias armadas de las ciudades, mientras que las tropas del gobierno llegaron sólo más tarde.

En Afganistán, los manifestantes se enfrentaron físicamente a las autoridades cuando rebautizaron una universidad con el nombre de un líder de la derecha religiosa.

En Túnez, las mujeres salen regularmente a la calle para defender sus derechos constitucionales y oponerse a cualquier retroceso en la igualdad ante la ley entre ciudadanos, hombres y mujeres.

En Pakistán, las organizaciones de mujeres se manifiestan por un estado laico, con una separación clara de la política y la religión, desde hace varios años.

Se podrían dar muchos más ejemplos de otros países.

Est@s ciudadan@s son el futuro de su país y de la humanidad. Pero ¿cuándo los medios europeos han informado adecuadamente sobre estos hechos? ¿Dónde se ha dado este tipo de noticias en portada?

¿Cuánto tiempo se necesita para que la Izquierda europea y las organizaciones de derechos humanos defiendan a las personas valientes que se oponen a los fundamentalistas con riesgo de sus vidas, en lugar de defender a sus opresores y asesinos?

¿Por qué se supone que los fundamentalistas, es decir, neo-fascistas religiosos de extrema derecha, representan y defienden el «Islam verdadero»?

¿Por qué se supone que todos aquellos que se oponen a los fundamentalistas son renegados anti-Islam - y que, por tanto, si los matan, bueno... ellos merecen morir?

¿Por qué se considera a los laicistas «islamófobos» cuando son anti-fundamentalistas?

¿Y por qué la izquierda persistentemente utiliza la terminología que ha sido acuñada por los fundamentalistas: ’la ley de la sharia’, ’islamofobia’, ’fatwa’, etc... una terminología que los «secularistas» han denunciado y deconstruido persistentemente.

La década de resistencia al fundamentalismo armado en Argelia y sus 200.000 víctimas no logró cambiar la opinión de las organizaciones de derechos humanos y la izquierda frente al fundamentalismo. Tampoco, al parecer, la resistencia interna que hoy, en muchos países, se está haciendo visible.

Pero algo puede hacerles cambiar de opinión: el intento de asesinato de una niña en Pakistán - Malala Yusafzai de 14 años, defensora de la educación de las niñas. La dispararon y se responsabilizaron del ataque. Declararon que iban a atacarla de nuevo si sobrevive, y que será ejecutada cualquier persona opuesta a los talibanes. ¿No debe quedar claro por fin que una niña exigiendo su derecho a la educación es considerada una seguidora de «Occidente», una enemiga del Islam (ya que los talibanes pretenden que son los únicos representantes legítimos del Islam), una ’apóstata’, y alguien que merece ser eliminado físicamente? Como todos nosotros ’kafirs’ [gentiles] lo merecemos...

Somos Jean-François Lefebvre, el Caballero de la Barre de hoy (12 de septiembre 1745 – 1 de julio 1766) - el joven francés que fue atrozmente torturado y asesinado antes de que su cuerpo fuera quemado en una pira junto con el «Diccionario filosófico» de Voltaire por negarse a quitarse el sombrero mientras pasaba una procesión.

A nadie en Europa se le ocurriría justificar tales atrocidades «cristianas» en nombre de la religión hoy en día. Pero parece que supuestos «musulmanes» no se merecen un acceso igualitario a los derechos humanos universales, la libertad de pensamiento y la libertad de conciencia. Los supuestos ’musulmanes’ están «bajo arresto cultural», están constreñidos por las costumbres y la religión y así debe seguir siendo, mientras que el resto de la humanidad disfruta de los derechos universales.

Somos el Caballero de la Barre de hoy, exigiendo nuestro derecho a no creer en ninguna religión sin ser torturados y asesinados.

Somos el Caballero de la Barre de hoy, exigiendo nuestro derecho a no vestir velo, a recibir educación, a trabajar por un salario, a movernos libremente y a disfrutar de todos los derechos de la ciudadanía.

Jean-François de la Barre tenía 19 años; Malala tiene sólo 14. Aquella ejecución provocó cambios políticos en Francia hacia el secularismo. ¿Será el de Malala el precio a pagar por nuestra emancipación de la religión sancionada por el Estado y de sus implicaciones legales en nuestras vidas?


Fuente: http://freethoughtblogs.com/maryamnamazie/2012/10/10/honour-the-dissenters/
http://www.siawi.org/article4176.html en inglés
http://www.siawi.org/article4230.html en francés

Traducción del inglés: Yolanda Rouiller, Mujeres de Negro

Notice to readers: Technical upgrade underway. No new content is being added here till further notice.